UTEDYC En concierto

12 de junio.

DÍA MUNDIAL CONTRA EL TRABAJO INFANTIL

Secretario de Cultura y Derechos Humanos Nacional

CAPÓ, Jorge

 

culturayddhh@utedyc.org.ar

(011) 5277-6283

El trabajo infantil, en cualquiera de sus formas, es una práctica aberrante. En un mundo que se autodenomina “moderno”, el trabajo infantil afecta a millones de chicos, comprometiendo su desarrollo, atropellando sus derechos más elementales, reduciendo sus expectativas y en muchos casos, dejando secuelas insalvables en su salud.

 

Condenamos este terrible flagelo porque estamos convencidos de que los niños deberían ser los únicos privilegiados.

Se cumplen hoy  61 años de los fusilamientos de José León Suárez

En junio de 1956, los generales Juan José Valle y Raúl Tanco lideraron un levantamiento armado que intentó reinstalar  el gobierno constitucional de Juan Domingo Perón.

La respuesta de  la dictadura encabezada por Pedro Eugenio Aramburu fue cruenta y despiadada, y el resultado fue una masacre, en la que fueron fusilados 18 militares y 13 civiles.

La mal llamada “Revolución Libertadora”, encabezada  por Aramburu y con  el almirante Isaac Rojas como coprotagonista, instaló un régimen de terror, y una campaña tendiente  a  la "desperonización" del país. Las garantías civiles quedaron conculcadas y se aplicó el curioso decreto 4161, que prohibía mencionar a Perón y a los símbolos del gobierno  depuesto.  Al mismo tiempo, se congelaron los salarios y se propiciaron  duras políticas de ajuste.

Esto generó un  lógico malestar entre los sectores populares,  que motivó la rebelión encabezada   por Valle y Tanco,  a quienes secundaron  los coroneles Oscar Cogorno, Alcibíades Cortínez y Ricardo Ibazeta, y acompañaron muchísimos dirigentes sindicales y militantes políticos.

Según relatan las crónicas de la época, hubo  infiltrados del gobierno que tomaron conocimiento de las intenciones del grupo rebelde, razón por la cual,  el 8 de junio se ordenó la detención de numerosos gremialistas y activistas.

Ese mismo  día, Aramburu viajó a Santa Fe, y dejó preparados los decretos 10.362, 10.363 y 10.364, que establecían "LA LEY MARCIAL Y LA PENA DE MUERTE" .

El alzamiento se produjo  en Campo de Mayo,  los Regimientos 2 de Palermo y 7 de La Plata,  en Viedma, Rosario, Rafaela y Santa Rosa, La Pampa.

En una casa bonaerense de Florida, fueron detenidos varios civiles, algunos de los cuales  se aprestaban a facilitar respaldo operativo a la rebelión.

Los combates entre los efectivos del gobierno y los sublevados se produjeron entre las 22 y la medianoche del 9de junio, en tanto que los decretos firmados por Aramburu se difundieron a las 0.30 del  día 10.

Esas normas fueron creadas para aplicarse de manera retroactiva, violando  los principios del derecho penal, "YA QUE LOS FUSILAMIENTOS ESTABAN DECIDIDOS DE ANTEMANO".

En la madrugada comenzaron las ejecuciones de los detenidos, y el teniente coronel Desiderio Fernández Suárez, al mando de la Policía de la provincia de Bs As, ordenó al comisario Rodolfo Rodríguez Moreno fusilar a los 12 detenidos, quienes fueron llevados a los basurales de José León Suárez, donde 5 fueron asesinados por las balas policiales y otros 7 lograron escaparse.

En la mañana, un tribunal militar presidido por el general Juan Carlos Lorio realizó un juicio a militares sublevados y concluyó que, aunque “culpables del delito de sedición”, no debían ser fusilados.

Aramburu le ordenó al tribunal que rectifique su fallo y fue por más, ya que entregó  una lista de 11 militares rebeldes que horas más tarde fueron pasados por las armas.

Ante la muerte de sus camaradas, en Gral. Valle, refugiado en una casa de la calle Corrientes, decidió entregarse a condición de que parara  la represión, fue conducido al Primer Cuerpo de Ejército, en Palermo, donde tras un juicio sumario se lo condenó a morir fusilado.

Juan José Valle fue asesinado el 12 de junio, pasadas las 22, en la Penitenciaría de la calle Las Heras, sin que medie una orden de  ejecución escrita.

Por su parte, Tanco se refugió en la embajada de Haití, pero el coronel Domingo Cuaranta irrumpió en la delegación diplomática y lo secuestró a punta de pistola.

Frente a las protestas del diplomático caribeño Jean Briere, el gobierno se vio obligado a respetar el derecho de asilo y le permitió al general volver a la embajada.

Días después, en un café de La Plata, un periodista interrumpirá la partida de ajedrez que jugaba contra un parroquiano al escuchar una frase inquietante: “Hay un fusilado que vive”. En base a ese rumor, Rodolfo Walsh dio con Carlos Livraga, y con su testimonio, el periodista reconstruyó la historia de los fusilados de José León Suárez y plasmó sus padecimientos en el libro “Operación Masacre”.

 

 

El 18 de mayo, día de la Escarapela

El 18 de mayo, fue instituido como el Día de la Escarapela, por el Consejo Nacional de Educación en 1935, aunque la historia de este símbolo patrio se remonta a principios de siglo XIX.

 

El 18 de febrero de 1812, el Primer Triunvirato instituyó la escarapela nacional de las Provincias Unidas del Río de la Plata, blanca y azul celeste, por pedido de Manuel Belgrano.

 

El origen de los colores y las razones aún no pueden establecerse con precisión. Una versión dice que los colores provenían de la casa de Fernando VII (rey de España). Otros de los orígenes, indica que los colores blanco y celeste fueron adoptados por primera vez durante las Invasiones inglesas (1806-1807) por los Patricios, el primer cuerpo de milicia urbana del Río de la Plata y que luego empezaron a popularizarse.

 

Se dice también que la escarapela argentina fue utilizada por primera vez por un grupo de damas de Buenos Aires al presentarse a una entrevista con el entonces coronel Cornelio Saavedra, jefe del Regimiento de Patricios, el 19 de mayo de 1810.

 

En una nota titulada El Origen de la Escarapela, el Ministerio de Educación recuerda que el 13 de febrero de 1812 Manuel Belgrano -mediante una nota- solicitó al Triunvirato que se fije el uso de la escarapela nacional. Manuel Belgrano formalizó su pedido ya que los diferentes cuerpos del ejército usaban escarapelas de distintos colores; y consideró que era necesario uniformarlos a todos, puesto que defendían la misma causa.

 

El 18 de febrero de ese año, el Gobierno resolvió reconocer la Escarapela Nacional de las Provincias Unidas del Río de la Plata con los colores blanco y azul celeste.

 

Cinco años de la ley de identidad de género

El 9 de mayo de 2012 se sancionó en Argentina la Ley de Identidad de Género que reconoce el derecho a la identidad de todas las personas de acuerdo a como se autoperciben, permitiendo también desde lo jurídico la inclusión y el acceso a derechos e igualdades a los miembros de la comunidad trans.

 

La Ley de Identidad de Género de Argentina, que lleva el número 26.743, permite que las personas trans (travestis, transexuales y transgéneros) sean inscriptas en sus documentos personales con el nombre y el género de elección, además ordena que todos los tratamientos médicos de adecuación a la expresión de género sean incluidos en el Programa Médico Obligatorio, lo que garantiza una cobertura de las prácticas en todo el sistema de salud, tanto público como privado. Hoy se cumplen cinco años de la sanción de la única ley de identidad de género del mundo que, conforme las tendencias en la materia, no patologiza la condición trans.

SECRETARÍA DE REDES SOCIALES Y DE LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS NACIONAL // secretariarrss@utedyc.org.ar

Copyright ©2017 UTEDYC - Todos los derechos reservados |  Alberti 646, Capital Federal - TEL (+5411) 5353-3500